Esta clase de artículos se suelen escribir desde el rencor o el resentimiento. Desde ahora mismo aviso que no es nuestro caso, pues aunque tuvimos un problema con Meneame.net, el conocido agregador de noticias en castellano, fue resuelto de modo rápido y amable por parte de Ricardo Galli, su administrador, y en el momento de escribir este artículo no sufrimos veto alguno.

De todos modos, creemos que este tipo de problemas es mejor ventilarlos con transparencia, de manera que entre todos podamos mejorar el uso de internet y evitar algunas prácticas que socavan la credibilidad y la fiabilidad de la red, que se está mostrando una poderosa herramienta en manos de los ciudadanos frente a las concentraciones tradicionales de poder.

Como ya dije en otro artículo, la principal virtud de Meneame.net es la transparencia. Precisamente por esa transparencia es posible conocer algunos de sus criterios a la hora de luchar contra el que es, también a mi juicio, uno de los principales enemigos de la red y de la verdadera información: el spam.

En Menéame luchan enérgicamente contra el spam y eso les ha permitido ser una web de referencia en lengua española. Lo celebramos y les felicitamos de todo corazón.

Sin embargo, en su lucha contra el spam, sobrepasa a veces ciertos límites, entrando en lo que, desde mi experiencia en medios de comunicación, puede constituir una violación de la neutralidad y una falta de respeto a la privacidad de los usuarios.

Y me explico:

En primer lugar, y fue nuestro caso, nos vimos afectados por una supuesta pertenencia a una red de blogs. Una red de blogs es un conjunto de medios pertenecientes a una sola unidad editorial que se divide en varios medios o dominios para el posicicionamiento web, diversificación de marcas, diversificación de temáticas o cualquier otra estrategia comercial o de comunicación. La cuestión es que para identificar esas redes de blogs, Menéame rastrea y guarda los datos personales de los titulares de los dominios, una práctica que, además de ineficaz por muy distintas razones, resulta contraria a la legislación española de Protección de Datos, al menos desde mi punto de vista. La identidad de mis proveedores, entiendo yo, no puede ser objeto ni de tratamiento ni de almacenamiento por parte de terceros sin que me obliguen a pensar que se trata de un caso de intromisión en la privacidad de mis asuntos mercantiles. A quien encargo registrar mi dominio, dónde lo alojo y quién es el titular mercantil de esos bienes y servicios, con sus datos de contacto administrativo, no debería ser objeto de investigación ni de almacenamiento por una web como Meneame.net, máxime cuando uno de sus accionistas, Martin Varsavsky, es un conocido empresario de la red, creador de Jazztel y YA.com, lo que podría dar lugar a demasiadas suspicacias. Nos consta, además, que aunque se transmita una web a terceros, el dato permanece almacenado y esta sigue siendo señalada como perteneciente a la red de blogs en la que se encuadró en un principio, por lo que no podemos menos que pensar que estos datos se almacenan y se guardan de un modo que quizás sea legal (yo creo que no), pero que en todo caso no parece ético.

En segundo lugar, el hecho de que para combatir la aparición de clones se guarden las direcciones IP de los usuarios y se comparen entre sí para determinar si la IP de salida es coincidente, me parece que rebasa l0 que un sitio web de entretenimiento y noticias debería hacer. Que se vete a un sitio web porque envíen noticias de él varios usuarios considerados clones, es dejar la puerta abierta a que grupos de usuarios malintencionados echen abajo pequeños sitios por razones económicas o ideológicas. En esta empresa, por ejemplo, tenemos cuatro ordenadores y dos IP. ¿Podríamos hacer que algún blog de la competencia fuese eliminado? Posiblemente sí, y eso es preocupante.

Por último, y para terminar con esta crítica que sinceramente he querido constructiva, creo que este tipo de normas sirven únicamente para consolidar el dominio de los grandes medios y para constituir una barrera de entrada a los pequeños. ¿Se ha considerado alguna vez red de blogs a los medios de Vocento, a los de Z, o a los de Prensa Ibérica? NO. ¿Son red de blogs MARCA, EXPASIÓN y EL MUNDO? Por supuesto que no.

Los agregadores de noticias, a mi modesto entender, deberían servir para abrir el abanico de medios disponibles, y no para sustituir o limar tráfico a los grandes medios comerciales. Agregar noticias de medios pequeños es simbiosis. Cuando se hace de los grandes medios, y con ánimo de lucro, la práctica tiene otro nombre. 

Pero de eso ya hablaré otro día…

Share