Esto saqué en claro de la cena a la que asistí este sábado. La transcripción, al igual que las palabras originales, me temo, tiene mucho que ver con el aguardiente de hierbas, cojonudo, que nos pusieron en La Moncloa. Y me refiero a la de Cacabelos, ¡no se vayan a pensar…

Lo peor de ser policía es que te digan que tienes que ir a buscar a un político y acabes llamando por teléfono a tus superiores para preguntar si hay que escoltarlo o detenerlo.

Lo peor de ser policía es llegar por la mañana al cuartelillo y enterarte de que lo primero que tienes que ir a hacer es desahuciar a una familia que no ha pagado un piso, o un alquiler. Y nunca me gustaron los jetas ni los morosos, pero desde hace un año y pico no sólo se desahucia a los parásitos de antes, profesionales de vivir de los demás, sino a gente de todas clases. Y me jode.

Lo peor de ser policía es que te digan que han entrado a robar en un chalé, te enteres de en qué chalé concreto ha sido y pienses que el ladrón más grande del caso es el dueño. Porque hasta hace unos años, el chalé era del dentista, del dueño de la harinera, o de alguien que, con más o menos riesgo, más o menos talento y más o menos cara dura se había hecho un capital a lo largo de los años, o de generaciones, incluso. Pero ahora el dueño del chalé no tiene ningún oficio declarado. El dueño del chalé dice regentar una churrería de barrio. El dueño del chalé debe diez millones de euros al banco y cinco mensualidades a sus trabajadores. Y no es lo mismo, joder. No es lo mismo.

Lo peor de ser policía es salir de patrulla convencido de que la vieja a la que asustan unos niñatos sólo te importa a ti, porque al juez se la sopla todo lo que no aparece en las noticias. Saber que da igual a quién detengas, porque lo pondrán en diz minutos en la calle. Saber que la alarma social no la causan los delincuentes, sino los periodistas, insistiendo en unas cosas sí y en otras no.
Lo peor de ser policía es saber que te pagan por ser perro guardián y al mismo tiempo te exigen que te comportes como un hamster. Eso es lo peor.