Castilla Y León

 

Soy feliz porque el guión

lo cambiaron por la Y griega,

ahora somos de Y León,

y eso es cosa que nos pega.

Si costó alguna refriega

distinguirse de Castilla,

bien valió tanto trabajo,

tanta lucha, ¡que carajo!

por tan grande maravilla.

Esa nueva letra brilla

como orgulloso blasón

en el valiente pendón

de nuestras muchas victorias:

no habrán de robarnos glorias

con un mísero guión,

y tendremos Y pantanos,

Y parados, Y abandonos,

y luego si nos quejamos

tendremos Y descojonos,

y cuando cierren las minas,

nos cobren las medicinas

o nos abrasen a impuestos

llenaremos las esquinas

de largos Y manifiestos

para decir que en León,

desde el Curueño hasta el Cea

nos tragamos lo que sea

menos el puto guión.