No es que hable inglés como un profesor de Cambridge, pero me entiendo bastante bien en esta lengua por teléfono y cuando me ha tocado sentarme en un cine de Boston me he enterado de la película, incluso cuando los que hablaban en la pantalla eran gente de color (que habla con un acento distinto) o incluso australianos.

Cuento todo esto para dejar bien claro que a mí me gusta más el cine en versión original que el doblado, sobre todo si la versión original está en un idioma que entiendo, porque la película que más me ha gustado en los últimos años fue “la vida de los otros” y de alemán no entiendo ni jota, por ejemplo.

Lo quer pasa es que soy realista y sé que una parte muy pequeña de los españoles hablan inglés al nivel necesario para entender una película, y me parece muy mal, me parece una canallada, que se diga que el cine extranjero se debe emitir en versión original con subtítulos, y esto por varias razones, aunque dos son las principales:

-Los subtítulos no son más que meros resúmenes fríos, capados, acortados y a veces idiotas de los diálogos. Como explicaba antes, entiendo lo que el actor original dice, y cuando veo lo que se ha colocado en los subtítulos en lugar de la frase original me pregunto a quién se quiere engañar afirmando que esos textos de mierda son una alternativa al doblaje.

-El nivel de lectura y de comprensión lectora de una parte importante de los españoles es muy bajo, o al menos no lo suficientemente alto para leer a la velocidad precisa para seguir los subtítulos con un mínimo de garantías y sin acabar reventado al final de la película. Yo leo unos 2000 caracteres por minuto (un folio) pero mis padres no pasan de los mil y no digamos ya mi abuelo. ¿Qué se pretende?, ¿que toda esa gente vea cine español o argentino?

Para mí la verdadera razón está en eso: poner barreras al producto foráneo para hacerlo incómodo, desgradable o imposibnle para mucha gente, de modo que todo ese público se vea abocado al cine nacional, que de otromodo no encontraría público, como de hecho no lo encuentra.

Algunos se visten de elitistas o de estetas cuando en realidad lo que hacen es reducir las posibilidades de la gente, desterrar de nuestras pantallas lo que no sea anglófono y acrecentar el mponopolio de unos pocos. ¿O también vemos a Kieslowki o a Mijalkov en versión original subititulada?, ¿y el cine chino, tan pujante y tan interesante últimamente?

Menos chorradas y ofertemos lo que la gente demanda. Las prohibiciones artificiales solo producen contrabando.