Los rojos vencen a los progres

Complicaciones

Complicaciones

Hace tiempo que lo digo: el enfrentamiento en Podemos se reduce a una confrontación entre rojos y progres. Y al final, creo que para bien, han vencido los rojos.

 

La victoria de Pablo Iglesias sobre Errejón significa que la fusión, de facto, con Izquierda Unida, convierte a Podemos en una nueva versión del Partido Comunista, ese Partido Cartlista de la izquierda inmune al desaliento de la historia. El PSOE suspira aliviado, porque no perderá más votos que los que recibía prestados sin ser suyos, y el PP da palmas con las orejas, porque los progres dan un poco de grima a las viejas, pero los rojos directamente dan miedo, y por miedo se pueden justificar muchas cobardías, incluso acabar votando a un mediocre impresentable como Rajoy.

 

Lo que aquí se ha discutido, en el fondo, es si la sociedad se cambia haciendo click en el me gusta de Facebook o quemando contenedores en la calle, sin un término medio que pueda conciliar ambas opciones. Con Errejón, ardía Twitter. Con Iglesias, la intención es que ardan las calles.

 

El problema estará en ver a cuánta gente le apetece sumarse a esos saraos, cuántos revolucionarios quedan, aparte de los de barra de bar y mesa camilla, y qué fuerza electoral es capaz de movilizar ese partido, capturado a día de hoy por la reivindicaciones de cien grupos de interés que van exclusivamente a lo suyo sin preocuparse de lo que realmente duele a las mayorías. Animalistas, feministas, LGTB, cantonalistas diversos, anticlericales, republicanos…

 

Simbolismos low cost a mansalva, pero poco, muy poco énfasis en luchar por mejores salarios, servicios más eficientes y un reparto más justo y realista de la riqueza.

 

¿Conseguirán movilizar a todos su potenciales votantes o no podrán evitar que muchos se queden en casa porque el programa no menciona la lucha contra la extinción de la nutria albina?

 

Ese ha sido su problema. Esa sigue sido su tragedia: que  dan miedo, pero no a quien corresponde.

Tags: , ,

Propaganda, propaganda y propaganda… desde hace siglos

A lo mejor es la tal Susana...

Fuente de preocupaciones…

Que los medios nos mienten, está claro, y hasta hemos acuñado últimamente un término para ello: la posverdad.

Pero el asunto no es nuevo. Tanto, que llevamos siglos repitiendo las majaderías que nos contaron en su momento hasta el punto de que ni siquiera nos cuestionamos otra versión.

Algunos ejemplos:

Nerón nunca quemó Roma. Está demostrado que se encontraba pasando el verano en su villa de Anzio, a unos 50 km de distancia (que en aquella época suponía varias horas de viaje). Cuando al fin llegó a Roma se encargó de organizar las tareas de extinción, de evitar los saqueos a edificios en ruinas y de habilitar espacios públicos para acoger a los heridos y a las gentes q habían quedado sin hogar. Tampoco es cierto que arrojara a los cristianos a los leones, pues esta tradición comenzó unos 50 años más tarde.

La tan famosa quema de brujas llevada a cabo en la antigüedad no sucedió durante la oscura Edad Media, sino durante el floreciente Renacimiento.

Pero es igual. La verdad nunca le importó a nadie, sino lo que de ella se pudiera obtener, igual que la vaca nunca le importó a nadie, porque lo único que contaba eran la leche, los terneros y las chuletas.

Ahora estamos en las mismas. Nos cuentan que la luz sube porque se exporta a Francia. Nos cuentan que la justicia es igual para todos mientras es más fácil juzgar a una infanta que a un Pujol. Nos cuentan que la economía va mejor mientras la gente, incluso la que trabaja, es cada día más pobre.

A saber qué diablos contarán los libros de historia en cien año. O las televisiones en cinco, porque la memoria cada días es más corta…

A lo mejor, nada. Sería una opción interesante.

Tags:

Curiosidad: receta para la fabricación de mechas incombustibles

Una receta rara, hoy. Proviene de un debate imposible de describir entre tres frikis difíciles de volver a encontrar…En din…

mechas

Tags:

¿Qué hace un ingeniero inglés en las 1000 horas que tú dedicas a aprender inglés?

1366_2000

Esta pregunta se presta siempre a respuestas irónicas, pero se entiende, se debería entender, que ambos empleáis ese tiempo en cuestiones profesionales. Y ahí, cuando se entra a hablar en serio, resulta que la respuesta es evidente y desesperanzadora: el ingeniero inglés, o el americano, mientras tú estudias su idioma, se hace mejor ingeniero que tú.

La ventaja del idioma supone un impuesto que el resto de habitantes del mundo pagamos a los hablantes nativos de la lengua franca. Es un impuesto apenas perceptible pero que a la larga hace que se desplace hacia estos países una buena parte del talento, de la inversión, y del capital destinado a la innovación. El hecho de que los trabajos científicos tengan que publicarse en esta lengua, por ejemplo, o que las personas que deciden qué trabajos se publican hablen esta lengua en concreto, es una ventaja más, o un impuesto encubierto hacia los hablantes nativos de otras lenguas.

Pero no vamos de plañideros. Las cosas son así, y el realismo se impone. Lo que nos tenemos que preguntar, en cambio, es a dónde llega nuestra necesidad de aprender inglés y hasta qué punto estamos dispuestos a ser colaboracionistas con este impuesto u oponernos a él, profundizando en otros aspectos de nuestra formación.

Si nuestro trabajo va a consistir fundamentalmente, o muy a menudo, en relaciones con otros países, entonces está claro que tendremos que plegarnos y aprender inglés, haciendo un esfuerzo  extra o aceptando que nuestros pares anglosajones nos sacarán ventaja en otras facetas. Pero si, por contra, no vamos a dedicarnos al sector exterior y queremos orientar nuestra vida laboral a una actividad que no requiera esta lengua, es mucho mejor dejarse de complejos y, todas esas horas, emplearlas en algo que realmente nos sirva, nos mejore como profesionales, o nos proporcione más satisfacción personal.

A lo mejor, en vez de aprender inglés, porque sí, por defecto y porque es lo que toca, nos vendría mejor aprender mecanografía, informática, o dedicar esas horas a jugar al golf para socializar con compañeros y clientes. A lo mejor es más interesante saber hacer una buena paella, y seguir un curso de cocina, que aprender un idioma. A lo mejor es preferible saber pintar, saber electricidad, fontanería, contabilidad o cualquier otra cosa que se pueda prender en las mil horas que lleva estudiar un idioma extranjero.

Es cuestión de tenerlo claro y dejarse de modas. Es cuestión de no pagar porque sí el impuesto al gringo.

Tags: ,

Precedente de indemnización vergonzosa

Esclavismo

Esclavismo

No, ni el rescate de la banca con dinero público, ni el fiasco de Castor, ni lo que vamos a ver con las autopistas bate ningún récord de codicia y desvergüenza. Por difícil que pueda ser de creer, el listón lo dejó muy alto el gobierno británico allá por mil ochocientos treinta y tantos, cuando decidieron abolir la esclavitud, no se sabe muy bien si por razones humanitarias (improbable) o por golpear la economía de sus competidores, mucho más dependiente de los esclavos.

Al final, tras la liberación de los esclavos de Martinica y las Antillas, los esclavos fueron convertidos en soldados y los propietarios exigieron una indemnización a las arcas de su Majestad por el daño que habían sufrido, ya que los esclavos eran bienes privados que se les habían arrebatado en un acto irrespetuoso contra la seguridad jurídica. Si no se podía expropiar una finca o un caballo sin pagar, tampoco se podía dar la libertad a un esclavo sin indemnizar. Teniendo en cuenta que hasta la fecha nadie consideraba humanos a los esclavos, la base jurídica era sostenible…

El pleito duró unos años y al final los esclavistas consiguieron una indemnización equivalente a lo que hoy serían 108.000 millones de Euros. Y no sólo la consiguieron, sino que la cobraron a tocateja, creando un nuevo grupo de increíble opulencia que aprovechó este dinero para imponerse en otros negocios, a pesar de que la corona y los ciudadanos británicos en su conjunto se empobrecieron, como es de esperar, con semejante decisión.

En otros lugares, la liberación de los esclavos acarreó consecuencias similares, pero la indemnización nunca fue tan grande como en el caso británico.  A España, por ejemplo, se le pasó por la cabeza liberar también a los esclavos y por esa razón montaron en cólera y exigieron su independencia las naciones iberoamericanas, que se veían arruinadas si quedaban libres los negros. Pero aún así, los tíos, se siguieron llamando “libertadores”.

Cosas veredes…

Tags: ,

Flag of Andalucía.svg Hoteles baratos en Andalucía

Flag of Catalonia.svg Hoteles baratos en Cataluña

Flag of the Community of Madrid.svg Hoteles baratos en Madrid

Bandera de la Comunidad Valenciana (2x3).svg Hoteles baratos en Comunidad Valenciana

Flag of Galicia.svg Hoteles baratos en Galicia

Bandera de Castilla y León.svg Hoteles baratos en Castilla y León

Flag of the Basque Country.svg Hoteles baratos en País Vasco

Flag of the Canary Islands.svg Hoteles baratos en Canarias

Bandera usual de Castilla-La Mancha.svg Hoteles baratos en Castilla-La Mancha

Flag of the Region of Murcia.svg Hoteles baratos en Murcia

Flag of Aragon.svg Hoteles baratos en Aragón

Flag of Extremadura with COA.svg Hoteles baratos en Extremadura

Flag of the Balearic Islands.svg Hoteles baratos en Islas Baleares

Flag of Asturias.svg Hoteles baratos en Asturias

Bandera de Navarra.svg Hoteles baratos en Navarra

Flag of Cantabria.svg Hoteles baratos en Cantabria

Flag of La Rioja (with coat of arms).svgHoteles baratos en La Rioja